Prefieres el Calor

Soy una arruga en las sabanas,
un cuadro en la pared,
la cobija me arrastra,
tengo que lavarme también.

Curso de padrinos,
que básica teología,
mejor háganme bendito.

Fui a tu casa,
pero estabas dormida,
que bello día,
para regresar a la cama.

Ya desperté otra vez,
no me haz llamado,
me dices “No lo puedo hacer”,
por otro comunicado.

Prefieres el calor,
que verme en peligro,
P:”No, te lo digo!,
no lo hagas por favor!”